Acceso a Padres

Altas capacidades: la importancia de la detección temprana

Cuando pensamos en altas capacidades o sobredotación solemos asociarlo inconscientemente al éxito y la brillantez académica, pero muchas veces sucede justo lo contrario.

Los niños con altas capacidades suelen desarrollar un estilo de aprendizaje diferente, su forma de procesamiento de la información es arborescente, necesitan analizar datos de aquí y allá y desarrollar sus propios razonamientos.

El sistema tradicional se basa en el empleo de metodologías inductivas, no habiendo oportunidad de que los niños puedan hacer sus propios razonamientos que les permitan deducir los conceptos que “tienen” que aprender.

Por esta razón a veces se aburren y “desconectan”. En algunos casos puede llegar a ocurrir que este comportamiento se confunda con un trastorno de hiperactividad y déficit de atención. Si se levantan continuamente de la mesa o interactúan con los compañeros durante una clase magistral los maestros más tradicionales pueden llegar a acusarles de tener un comportamiento disruptivo en el aula. Por eso es tan importante la OBSERVACIÓN y el enfoque de educación personalizada.

Aquí les mostramos un vídeo de un niño de 8 años que lo explica con sus propias palabras:

 

 

Para todos los niños es muy importante la aceptación social y el desarrollo del sentido de la pertenecía al grupo, no quieren sentirse diferentes y por eso tienden a mimetizarse con sus compañeros, (especialmente en el caso de las niñas, que son las que más difícil resulta detectar).

Puede que pasen desapercibidos durante las etapas de infantil y primaria, pero si no se diagnostican correctamente pueden empezar a tener algunos problemas en secundaria, como por ejemplo fracaso escolar.

Lo importante en estos casos es trabajar en equipo en la comunidad educativa, y si padres o educadores tienen alguna sospecha de sobredotación intelectual, hay que ocuparse en lugar de preocuparse.

Tradicionalmente se decía que no se pueden pasar las pruebas hasta los 6 o 7 años. En algunos sistemas educativos se realizan screanings generalizados en 3º de infantil y después en 3º de primaria., (equivalente a los últimos años de Comunidad Infantil y de Taller I).

Sin embargo, hoy en día sabemos que es posible hacer algunas pruebas de inteligencia (las escalas Weschsler: WPPSI-III, WISC-IV, WAIS) a partir de los 2 años y medio o tres, teniendo en cuenta que los tiempos de evaluación en edades tan tempranas son muy largos y es necesario encontrar a profesionales especializados.

Recordemos ante todo que son niños con unas necesidades específicas, académicas, cognitivas por cubrir. Generalmente con hipersensibilidad y muy emocionales, exigentes consigo mismos y con poca tolerancia a la frustración.

Por eso necesitan de adultos con grandes dosis de empatía y amor, que no tengan miedo y que sean capaces de buscar los recursos que necesitan para que crezcan felices.

Hagamos celebración y apología de la diferencia. Cada niño es siempre especial.

 

Si quieren ampliar información no duden en contactarnos.

Colegio Montessori del Bosque

Les invitamos a seguirnos en nuestra página de Facebook

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.